sábado, 25 de marzo de 2017

Reseña: El hielo de mis venas (El fuego en el que ardo #2)


Título: El hielo de mis venas

Autor: Mike Lightwood

Editorial: Plataforma Neo

Fecha de publicación: 13/03/2017

Saga: 2/2

Páginas: 428

Precio: 16,90 €



Sinopsis:

Vivir con culpa no es tarea fácil, y eso es algo que Darío sabe muy bien. Después de todo, el que solía ser su mejor amigo vive un auténtico infierno tras confesarle lo que sentía por él, y lo peor es que Darío no puede hacer nada para arreglar la situación. Atormentado por unas oscuras pesadillas, Darío se enfrenta cada día a su peor enemigo: él mismo. El problema es que es demasiado difícil aceptar lo que siente, sobre todo cuando hacerlo significaría que tal vez no sea la persona que siempre ha creído ser. El hielo de sus venas se extiende cada vez más, y dependerá solo de él conseguir que se derrita o dejar que se extienda hasta congelarlo por completo.

Opinión personal: 

ESTA RESEÑA PUEDE CONTENER SPOILERS DE EL FUEGO EN EL QUE ARDO

Cuando conocí que El fuego en el que ardo tendría otro libro, supe que lo leería, ya que la prosa de Mike me gustó mucho y el libro citado era muy necesario cuando se publicó, además de encantarme. Igualmente, este segundo libro hablaría de un personaje del que creo que era necesario saber más, ahondar más en él y en su mundo interior, puesto que creía que me sorprendería, y así ha sido. También hay que agradecer a Neo, además de por esas portadas tan bonitas, por que sigan apostando por el talento nacional.

Después de que su mejor amigo le confesase lo que sentía por él, Darío vive con una constante culpa y siente que no puede hacer nada para arreglar la situación. Así, día tras día, Darío tiene que mirarse en el espejo y se compadece de sí mismo al darse cuenta de que no es lo suficiente valiente para aceptar lo que es, para ser él mismo, ya que tiene miedo de lo que piensen los demás. Sin embargo, un cúmulo de acontecimientos hará que Darío vaya abriendo los ojos cada vez más y se descubra a sí mismo en un viaje de conocimiento interior y libertad para atreverse a ser quien quiere ser.

Como he dicho al inicio de la reseña, Darío es un personaje que, tras conocer en El fuego en que ardo, me pareció que podía dar mucho y que en dicho libro solo se nos mostraba una faceta de él, es decir, que había mucho más en su interior que lo que finalmente afloraba. Creía que era necesario conocer más su vida y verlo desde dentro de él mismo para comprenderlo, ya que aunque sea importante en el primer libro, conocemos ápices, y es un personaje mucho más complejo, que merecía su propia historia. Y tras conocerlo a la perfección, he de decir que me gusta tanto como Óscar, como sabéis, protagonista del primer libro. 
Y sí, sé que os lo estáis preguntando, en este libro volvemos a encontrarnos con los personajes que adoramos en el primero, pero también con aquellos que no nos gustaron demasiado por su forma de actuar. También veremos momentos inéditos de dichos personajes y lo que opina y cómo se comporta Darío con ellos. 

Ahora bien, ha habido dos aspectos que no me han terminado de convencer, lo único negativo entre comillas de este libro. En primer lugar, me ha parecido que había una excesa representación de personajes gais, quiero decir, tres personajes muy importantes en el libro son gais. Entiendo que el autor con ello quería mostrarnos diferentes personajes con la misma condición y su forma de asimilar su sexualidad y comportarse con los demás, pero, desde mi punto de vista, es un poco extraño. Y, segundo lugar, no es que no me haya gustado, sino que me sacaban un poco de la lectura las citas de canciones en cada capítulo. Sé que están relacionadas con lo tratado en el capítulo, pero algunas hacían que perdiera un poco el hilo, sobre todo las que están en inglés. Además, no están traducidas, y para las personas que no tengan un buen nivel de inglés pueden ser algo difíciles.

Al igual que El fuego en el que ardo, El hielo de mis venas tiene un ritmo ágil y adictivo que hace que devoremos sus más de cuatrocientas páginas y que incluso queramos más. Es determinante el hecho de que ambos libros tengan personajes tan profundos y con tanto mundo interior, y que además evolucionen tanto a lo largo de la trama. También ayuda la gran cantidad de valores y el que cada capítulo mantenga la intensidad, aunque sea en diferentes aspectos, del anterior.
La prosa de Mike Lightwood ya me encantó en el primer libro, por lo que este segundo ha servido para corroborar lo mucho que me gustan sus personajes, su prosa y, sobre todo, que profundice tanto en el interior de sus protagonistas. No sé si habrá un tercer libro de esta serie o su próxima historia será independiente, pero sé que leeré todo lo que publique.

En resumen, me ha encantado volver a leer a Mike Lightwood en El hielo de mis venas, cuyo protagonista, Darío, es un personaje con muchas capas que iréis conociendo a lo largo del libro y que os sorprenderá, además de que tendréis ganas de darle unos cuantos abrazos. 

🐘🐘🐘🐘

3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Leo la reseña muy por encima porque no he leído el primero y como puede contener spoilers pues ;)
    Son unos libros que nunca me han llamado especialmente y no se por que, porque la premisa de la que parten es totalmente mi estilo.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoola! El fuego en el que ardo es una novela que me fascinó por completo y que fue de mis mejores lecturas de 2016. Me muero de ganas por leer la historia de Darío porque es un personaje que me parece muy interesante. Espero poder comprarlo pronto

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues no estaba muy interesada en El fuego en el que ardo, pero este me ha llamado más la atención, sobretodo por lo que señanalas de la profundidad y desarrollo de los personajes; siempre es genial encontrarse eso en las lecturas; así que supongo que también tendré que leer el primero para no perderme tanto xD

    Me alegro que lo disfrutaras :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!