martes, 8 de febrero de 2022

Reseña: Como en las películas

Título: Como en las películas

Título original: The Falling in Love Montage

Autora: Ciara Smyth

Editorial: Planeta

Fecha de publicación: 26/01/2022

Saga: -

Páginas: 352

Precio: 17,90 €


Sinopsis:

Un plan casi perfecto: dos chicas se conocen en una fiesta, la atracción es inmediata. Ambas decidirán pasar un verano de película con la condición de no enamorarse.

Saoirse Clarke tiene diecisiete años y no cree en el amor. No está buscando una relación pero cuando conoce a la irresistible Ruby todo salta por los aires… más o menos. Porque Ruby le propone pasar el verano teniendo las típicas citas de las películas de amor pero sin comprometerse: al final del verano, cada una seguirá su camino. Ni rupturas ni corazones rotos. Ese sería un plan perfecto si no se hubieran olvidado de que al final de las películas los dos personajes se han enamorado de verdad.

Opinión personal:

Conocí Como en las películas desde que lo vi en Goodreads hace año y medio cuando se publicó en inglés, pero he de admitir que, debido a ese cambio radical de portada, y la traducción no literal del título, no sabía que era dicho libro cuando la editorial anunció su publicación. Posteriormente, pude leer alguna reseña y descubrí que se trataba de The Falling in Love Montage, y como era un libro del que había leído muy buenas críticas, tenía pinta de ser entretenido y fresco y nos daba una historia de amor con representación LGTB, sabía que tenía que darle una oportunidad. La portada en español no me disgusta, si bien es cierto que después de haber visto la original un par de veces, esta la encuentro un tanto extraña, como si fuese el cartel de una película. 

Saoirse y Ruby se conocen en una fiesta,
descubriendo desde el primer momento la gran atracción y química que hay entre ellas, por lo que decidirán pasar un verano de película con la sola condición de no enamorarse, ya que así no habrá rupturas ni corazones rotos. Ambas deciden de mutuo acuerdo pasar juntas solo el verano, porque Saoirse no cree en el amor, aunque no podrá rechazar la oferta de Ruby de tener citas de películas de amor, siguiendo caminos separados cuando el verano acabe. Sin embargo, lo que ambas pronto olvidan es que en las películas de amor al final los dos protagonistas sí que se han enamorado de verdad. ¿Qué sucederá cuando llegue el final de verano y hayan compartido tanto tiempo juntas? ¿Podrán ser algo más que un amor de verano?

Como sospechaba cuando quise leer el libro, nos encontramos ante una historia entretenida, muy fresca y ágil de leer, así que probablemente dure poco en vuestras manos, puesto que hay que añadir que la letra es grande y los capítulos no demasiado extensos. Respecto a las protagonistas, me ha gustado su historia de amor y ellas no han estado mal, si bien es cierto que no he conseguido congeniar del todo con ellas, me ha faltado más profundidad y desarrollo interno, además de que a veces no he entendido determinados comportamientos. Si bien este libro se vende como divertido, también creo justo advertir de que también tiene momentos complicados, porque trata un tema sensible, como es el de la demencia y cómo es el día a día con una persona que sufre dicha enfermedad, así que creo conveniente que sepáis que no todo es diversión y puro chick lit, como podría parecer en apariencia. A este respecto, además de la trama romántica, la historia de la demencia de la madre de una de ellas es el otro gran tema del libro y creo que toca el corazón de los lectores mucho más que el romance, así que no es un libro tan superficial como parece. Por último, hay que aplaudir la representación, porque hoy en día sigue siendo necesario que haya historias de amor protagonizado por mujeres, así que el segundo título de la autora, Not My Problem, con protagonista lesbiana, va a mi lista de libros pendientes.

En resumen, Como en las películas ha sido una novela entretenida donde el romance y el drama por la demencia se unen, y aunque no he congeniado con sus protagonistas, la historia de sus páginas, sobre todo los momentos complicados, no me ha dejado indiferente. 

3/5

3 comentarios:

  1. ¡Holaaaaa!

    Mmm que pena, no me termina de convencer lo de que no hayas congeniado con las protagonistas.
    La idea no está mal aunque me parece un poco pastelosa y bastante predecible, no se, no creo que vaya a ser para mí así que lo dejaré pasar.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Lo leí cuando se publicó precisamente por ser un libro de temática LGTB y no me gustó demasiado por lo que mencionas de sus protagonistas. Sin embargo, Not my problem me gustó bastante y sí que lo recomendaría.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. no solo sirve para simplemente quedarnos sentados mientras nuestros ojos parpadean un poco menos de lo usual dañando nuestros ojos, ver películas tiene beneficios para nuestra salud mental.

    Estimular la creatividad – La Dra. en psicología, Belén Guerrero Cuevas, menciona mediante Top Doctors que la creatividad es estimulada al momento de ver películas, sobre todo aquellas de ciencia ficción como Matrix. Estas incitan a nuestro cerebro a romper ciertos esquemas mentales que tenemos, contraponiéndose a lo que naturalmente conocemos, agitando nuestra parte creativa en el cerebro y provocando que nuevas ideas fluyan grantorrent.

    Mejorar nuestras relaciones sociales – Belén Guerrero nos vuelve a apoyar mostrándonos que ver películas, tanto en el cine o en casa de amigos fomenta el intercambio de ideas y opiniones, además de risas o lagrimas, permitiendo romper barreras con otras personas y conocerlas más a profundidad.

    ResponderEliminar

Estaré encantado de leer tu opinión, pero, por favor, evita el spam, los comentarios vejatorios o desvelar spoilers que puedan arruinar la lectura a otras personas.

¡Espero tu opinión!