viernes, 24 de noviembre de 2017

Reseña: El valle oscuro


Título: El valle oscuro

Autora: Andrea Tomé

Editorial: Plataform Neo

Fecha de publicación: 13/11/2017

Saga: -

Páginas: 430

Precio: 17,90 €



Sinopsis:

OKINAWA, JAPÓN, 
SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Momoko Akiyama es la temperamental hija de un matrimonio de intelectuales para la que la guerra siempre ha sido una molestia lejana. Sus únicas preocupaciones son, por orden de aparición: los disidentes políticos que llegan a su casa de noche y se van de noche, las escapadas de su hermano Takuma los miércoles de madrugada y el acoso escolar.

Jun Kobayashi, la hija del sepulturero, es violentamente tímida y a duras penas puede pronunciar una frase sin tartamudear…, un opuesto casi perfecto de la fanfarrona Momoko.

Pero, para bien o para mal, son las personas más importantes en la vida de la otra, y todo lo que creían de su mundo pronto cambiará para siempre.

Con una carta de alistamiento.
Con una mentira.
Con una traición.
Con un hombre escondido en un arcón.
Con la guerra llamando a sus puertas.

Opinión personal:

Andrea Tomé es una de mis autoras favoritas, no solo por su talento y porque sea una de las mejores autoras en literatura juvenil de nuestro país, sino porque sus historias se diferencian de todo lo que se publica y siempre innova. Para los que estamos enamorados de sus libros, este año hemos tenido la suerte de disfrutar dos de ellos, Desayuno en Júpiter y el que reseño hoy. Pero antes de hablar del contenido de esta preciosa historia, creo que es importante destacar lo bonita que es la portada. Lola Rodríguez hace auténticas maravillas visuales, además de muy fieles a lo que nos encontramos en su interior. 

Momoko es la hija de un matrimonio de intelectuales y siempre ha vivido cómodamente, perteneciendo a una buena clase social. Todo cambiará cuando la guerra llame a sus puertas y comience a darse cuenta de lo que está sucediendo en su propio hogar y el peligro que corre su hermano Takuma. Jun es completamente contrario a Momoko: solo tiene a su padre, es completamente tímida y es casi imposible que pronuncie una frase completa sin tartamudear. Cuando la guerra llegue a sus vidas, nada volverá a ser como antes y tendrán que hacer frente a sus enemigos, tanto los de fuera como los de dentro. 

"La acaricié. Podía leerla como si fuese braille y, si me quedase totalmente ciega, no me harían falta mapas para saber definir las líneas de su cuerpo". 

No sé cómo lo hace Andrea, pero siempre consigue que me enamore profundamente de los protagonistas de sus libros. Este libro no iba a ser menos, y he sentido una conexión única sobre todo con Momoko, Takuma y Jun, tres personajes muy diferentes entre ellos, pero todos con un gran corazón y sumamente atractivos para el lector. 
Aunque Momoko me ha parecido algo distante al principio, solo ha sido algo momentáneo, y en cuanto he conectado con ella, no he podido evitar tenerle un gran cariño, sobre todo por sus actos y su gran mundo interior, algo que es muy importante para mí, y más todavía en libros como este. En todo momento vemos el gran cariño que siente por su hermano Takuma y sus padres, un amor tan puro e íntimo que hay momentos en los que se os pondrá la piel de gallina.

"Entonces, quizá, lo comprenderás: que las promesas se cumplan no es lo importante; es la fe en las promesas la que puede cambiar el mundo, aunque no siempre de la manera que esperamos"

Jun es un personaje sumamente tierno y a la que me ha sido imposible no adorar desde su primer acto de aparición. Pese a que no ha tenido una vida tan cómoda como la de Momoko y no tiene un gran físico, sabe que hay cosas más importantes en la vida, como el amor que siente por su padre. Refleja perfectamente que las personas que menos tienen y las que peor lo han pasado son las primeras que no dudan cuando alguien está en peligro o tienen la posibilidad de ayudar sin esperar nada a cambio. 
Junto a ellas, tengo que recalcar a Takuma, que aunque no tiene tanto protagonismo como ellas, es muy importante en la trama y nos transmite mensajes que no debemos olvidar. Un personaje fiel a sus principios y sus ideas y que no está dispuesto a perder su esencia, le cueste lo que le cueste, un joven pacifista lleno de sabiduría.

"Nunca me habían enseñado que los monstruos también pueden sonreír".

Aunque la historia se nos cuenta en una época de guerra, para mí, lo importante de este libro es lo que la guerra provoca en los personajes, cómo estos sacan sus sentimientos en épocas tan oscuras y cómo reflexionan sobre la vida, la muerte, la esperanza o la familia. Digo esto porque en los momentos difíciles es donde el ser humano saca a la luz sus mejores valores, pero también los peores, donde cada persona se quita la máscara y se muestra tal y cómo es. Ese ha sido el caso de los tres personajes principales, que sacan lo mejor que tienen dentro de ellos y no dudan ni un momento en luchar por lo que creen que es justo. Si todo esto viene de las prodigiosas manos de Andrea Tomé, una autora con una prosa preciosa y que se caracteriza por escribir historias que huyen de lo cotidiano y ahondan en lo profundo, tenemos una auténtica obra de arte.

En resumen, en El valle oscuro, Andrea Tomé vuelve a hacerlo: vuelve a sorprenderme con personajes carismáticos y con grandes mundos interiores, con valores que nunca debemos dejar atrás y con una historia de amor pura e íntima. Sus libros son inigualables.

5/5

9 comentarios:

  1. Menuda reseña me han dado muchas ganas de leerlo, sin duda tiene pintaza.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola, llevo un tiempo queriendo leer a esta autora, porque veo muchísimas reseñas positivas. Este libro parece bastante completo y emotivo, así que no descarto descubrir a la autora con esta historia, pero en otro momento :)

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de la autora, pero la ambientación de este libro ya me tiene ganada, así que seguro que lo leo. Y a partir de ahí, si me gusta la autora, me leeré todos los suyos <3

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría leer este libro!! Gracias por la reseña:D

    ResponderEliminar
  5. MUERO por leer esta historia, y con tu reseña quedo hypeadísima. Me encantó Desayuno en Júpiter, así que esta es una novela que voy a leer sin duda.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que aún no he leído nada de la autora, pero la portada, la sinopsis, es hecho de que esté narrada en Japón y como haas hablado de la novela y como dices que trata a los personajes me han dado mil ganas de leerlo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan ^^.

    Recuerdo que yo lei a Andrea gracias a un relato muy hermoso que escribió para una antología en la que colaboró con Hollie A. Deschanel (antes de ser una escritora publicada) (http://mayuamoraprimeravista.blogspot.com.es/2012/10/acuarela-naranja-de-andrea-tome.html?m=1)

    Desde entonces Andrea ha tenido mucho éxito y la verdad es que no dudo de que lo merece muchísimo y yo tengo pendiente leer sus novelas publicadas.

    Me ha encantado tu reseña, ha sido especial y sé nota tanto que te has enamorado muchísimo de la novela ❤.

    Ahora tengo muchísimas ganas de leer este libro y de descubrir a los personajes, de sentir todo eso que has sentido tú.

    Todo lo que tenga que ver con Japón me encanta y me parece una alegría que más autores se animen a acercarnos a personajes de esa tierra tan especial.

    Jo, me he quedado con muchísimas ganas de conocer a Jun, Momoko, y Takuma❤. Los 3 parecen tan especiales 😍.

    Un abrazo 😚

    ResponderEliminar
  8. Holaa! Soy Europa, acabo de descubrir tu blog, me gustó la reseña de El valle oscuro, yo también acabo de leermelo, y me gustó mucho. Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Por cierto yo también tengo un blog si quieres pasarte a verlo, se llama europaspy.blogspot.com

    ResponderEliminar

Estaré encantado de leer tu opinión, pero, por favor, evita el spam, los comentarios vejatorios o desvelar spoilers que puedan arruinar la lectura a otras personas.

¡Espero tu opinión!